Salvaescaleras: qué son y tipos más comunes

Para algunas personas desplazarse a lo largo de su vivienda suele ser un reto, especialmente cuando se trata de subir tramos de escaleras, debido a que por alguna razón se encuentran en silla de ruedas o poseen una movilidad reducida. Es por ello que existen diversos sistemas de elevación conocidos como salvaescaleras, las cuales en Madrid representan una gran ayuda para adaptar de alguna manera el espacio para aquellas personas que lo requieran.

En ese sentido, durante el año 2017 en España se aprobó una ley mediante la cual se hacía obligatorio que en cada conjunto residencial se realizaran las reformas necesarias que permitieran la accesibilidad plena de cada persona que hace vida en el lugar con el fin de que los mismos pudiesen disfrutar de cada espacio en igualdad de condiciones.

Los sistemas de elevación salvaescaleras en Madrid son en sí una especie de elevador que debido a su versatilidad, no requiere de grandes reformas del espacio para su instalación, por lo que es una de las primeras opciones en términos de accesibilidad, no sólo por su fácil instalación, sino también por su bajo precio, es por ello que es una de las opciones más utilizadas no sólo para cumplir con la ley de accesibilidad vigente, sino también como una forma de mejorar la vida en términos de movilidad en las viviendas particulares.

Tipos de salvaescaleras

Dependiendo del espacio disponible en la comunidad o en la vivienda particular, existen diferentes tipos de sistemas de salvaescaleras que se pueden emplear para mejorar la movilidad de los individuos. Al ser aparatos de gran adaptabilidad pueden ser instalados tanto en escaleras rectas, como curvas, escalones compensados e incluso en escaleras de tipo caracol.

Además, existen modelos diferentes que se adaptan tanto a los exteriores como a los interiores y en general, poseen sistemas plegables que permiten utilizar normalmente las escaleras una vez finalizado su uso.

Entre los sistemas de elevación de salvaescaleras más comunes están:

  1. Sillas salvaescaleras: Por su estructura es la opción más recomendada y utilizada por aquellos de edad avanzada o movilidad reducida.
  2. Plataformas salvaescaleras: Estas plataformas poseen un sistema adaptable al uso de personas con movilidad reducida, sin embargo, suele ser la opción predilecta para aquellos que se encuentran en silla de ruedas.
  3. Orugas salvaescaleras: Se trata de una especie de elevador que tiene la particularidad de poseer un sistema que permite adaptar una silla de ruedas. Representan una solución exclusivamente para subir o bajar escaleras de cualquier tipo para aquellas personas de tercera edad que lo requieran, sin embargo este sistema requiere de la ayuda de una tercera persona para su uso.

Estos sistemas de elevación sin duda representan un aliado para las personas con movilidad reducida o en silla de ruedas, un sistema que permite mejorar sus condiciones de vida a gran escala, además de permitir la inclusión de estas personas en la sociedad.