Las mejores ideas para reformar tu cocina de manera fácil y económica

Las cocinas han pasado de ser lugares estrechos, pequeños y relegados a un rincón de la casa, a ocupar su centro, un centro alrededor del cual gira la vida de quienes conviven en ella. No solo se han reinventado para convertirse en espacios abiertos y luminosos, sino también para ser punto de encuentro y reunión de la familia.

Sin importar las medidas de la vivienda, las cocinas son tan importantes como la sala de estar, necesitan espacio, color y luz, además de diseños prácticos a la vez que atractivos. Deben ser espacios acogedores a la vez que útiles, por ello, en ocasiones es necesario renovarlas.

La buena noticia es que si por ejemplo se están buscando empresas de reformas de cocinas en Valencia, las opciones son muy numerosas. Además, no es necesario invertir un enrome presupuesto para remodelar toda la estancia, con reformar partes de ella puede ser suficiente.

Cómo renovar la cocina sin esfuerzo

Cuando surge la necesidad de remodelar una cocina, lo primero que hay que buscar es el consejo de profesionales. Así, por ejemplo, hay numerosas empresas de reformas de cocinas en Valencia que pueden prestar este servicio con todas las garantías de calidad. Ahora bien, aparte de eso, siguiendo una serie de ideas fáciles y económicas se pueden conseguir grandes resultados.

  • Renovar la encimera. Muchas veces es suficiente con colocar una encimera nueva para darle un aire nuevo a la cocina. Además de ser la pieza que más se estropea con el paso de los años debido al uso, también es la responsable de crear la imagen del conjunto. La piedra natural, el mármol y el granito suelen ser los materiales más utilizados, no obstante, las tendencias actuales también contemplan el cuarzo, la madera maciza o laminada, o el microcemento.
  • Pintar armarios y azulejos. Otra opción muy económica para cambiar el aspecto de la cocina sin necesidad de una reforma integral es pintar armarios y/o azulejos con pintura esmaltada. Las posibilidades son casi infinitas, puesto que se puede escoger el tono de color que se prefiera, o incluso combinar varios tonos.
  • Cambiar frentes y tiradores. Siguiendo con los armarios, si además se renuevan los tirados y frentes, el resultado será una cocina con un aspecto prácticamente nuevo. Hay toda una gama de posibilidades a elegir, desde tiradores de metal con aire más moderno, hasta verdaderas filigranas de porcelana, vidrio u otros metales.
  • Cambiar las luminarias. Abrir nuevos puntos de luz, cambiar el diseño de las lámparas y apliques o crear una nueva tira de luces sobre una encimera pueden cambiar por completo el aire de una cocina. Si además se opta por luces LED el ahorro será considerable de cara al consumo energético.
  • Reorganizar el espacio. Si bien hay cocinas llenas de pequeños detalles como plantas, cuadros y otros objetos de decoración que la hacen más acogedora, la tendencia es crear un ambiente limpio y sencillo, sobre todo si no se dispone de mucho espacio. Por supuesto que una cocina ordenada tiene mucho mejor aspecto que una llena de utensilios amontonados, comida y otros elementos no indispensables.
  • Renovar la grifería. Quienes no quieran o no tengan presupuesto suficiente para reformar su cocina al completo, siempre pueden optar por cambiar la grifería y/o el fregadero. Estos elementos que, en principio pasan desapercibidos, influyen poderosamente en el conjunto total de la estancia. En cuanto a los fregaderos, los más comunes son los de acero inoxidable, pero también los hay de mármol, de granito, de cuarzo y otras resinas muy vistosas.

Se puede recurrir a la larga lista de empresas de reformas en Valencia para obtener un presupuesto detallado, pedir consejo y contratar el servicio que mejor se adapte al presupuesto con el que se cuenta.