La arquitectura, las reformas y su impacto urbano

La arquitectura no es solo un arte, sino ingeniería práctica sin la cual el espacio urbano no existiría. Cuando construimos edificios públicos, como bibliotecas o un teatro, el componente artístico se sitúa al mismo nivel que el funcional. Así, creamos lugares cómodos y a su vez dignos de ser contemplados.

Sin embargo, la arquitectura también participa en la construcción de un bloque de viviendas, en la distribución de las habitaciones interiores de cada hogar con la finalidad de construir viviendas que cumplan con todas las necesidades básicas de las personas que las habitarán.

La restauración también importa; ya sean unas reformas en Ávila o en cualquier otro lugar, contribuyen a mejorar la construcción. En definitiva, las ventajas de la arquitectura son las siguientes:

  • Confort: Tanto en el caso de los edificios públicos como en el de las viviendas individuales, la comodidad de las personas es esencial. Unas reformas en Ávila deben centrarse, por ejemplo, en la ergonomía de zonas comunes y oficinas, y en la facilidad de uso de una casa estándar.
  • Flexibilidad: Nos referimos fundamentalmente a la distribución. Las habitaciones pueden ser dos, tres o más, con un único baño o con varios, y con una cocina independiente o fusionada con el salón. En todos los casos deben ofrecer flexibilidad para el uso de cada espacio según cada persona.
  • Adaptabilidad: No es lo mismo una oficina en el centro de la ciudad que a las afueras, ni una casa de dos pisos a un pequeño apartamento en un barrio periférico, ni un edificio costero o uno de interior. Es importante, tanto en nuestras reformas en Ávila como en la construcción en cualquier lugar del país, que cada edificio se adapte a su contexto.
  • Estética: Ya la mencionamos antes y es especialmente importante en los edificios públicos. Sin embargo, contribuye al confort de personas y familias que también se cuide la estética de un edificio de viviendas, por ejemplo implantando un jardín, espejos, etc.
  • Resistencia: Por supuesto, tenemos que tener muy en cuenta no solo la distribución de las paredes y su estética, sino los materiales utilizados. Deben ser duraderos y garantizar que no se requerirán reparaciones con demasiada frecuencia. Unas reformas en Ávila deben contribuir a endurecer.

Sin arquitectura, una ciudad, y aun un pueblo, no sería lo que es actualmente. Eso sí, el desarrollo arquitectónico debe procurar ser sostenible con el medio ambiente.