La albañilería como salida profesional

La albañilería es una de las pocas profesiones que tienen constante demanda. Esto implica que hay una fuente casi inagotable de empleos, lo cual la hace perfecta como salida laboral. Además, es una profesión bien pagada, si se la compara con la formación tan corta que se requiere para comenzar a ejercer. A esto se le suma la escalabilidad que se logra mientras se ejerce la profesión, así que cada vez que se obtiene experiencia hay más posibilidad de recibir mejores remuneraciones.

La construcción no abarca solo a las nuevas obras, puesto que también se incluyen las remodelaciones, ampliaciones, mantenimiento y reparaciones. Esto es lo que hace que la albañilería sea tan demandada: tiene muchas aplicaciones para ofrecer sus servicios a industrias de todo tipo, además de que puede ser tanto a empresas como a personas particulares.

Estudia en casa para ser albañil

Te puede apuntar a un curso albañilería 20 horas para comenzar tu formación en esta profesión. Encontrarás los conocimientos necesarios para comenzar a ejercer. Tienes la ventaja de que puedes aprender desde casa, por lo que se hará mucho más fácil que organices tus horarios del curso acorde a la conveniencia de tu día a día.

Necesitas aprender desde las medidas de seguridad y prevención de daños hacia ti y la obra, hasta lo básico sobre electricidad y estructuras. Tendrás una formación integral con lo mínimo para que comiences a trabajar.

Date el tiempo de aprender lo suficiente

Es imprescindible que comprendas a la perfección el temario. Si crees que las 20 horas del curso no son suficientes para que lo hayas memorizado y comprendido, lo recomendable es que repases una y otra vez las lecciones. Recuerda que esta es un área laboral de riesgo tanto para ti como para las estructuras que vas a intervenir, por lo que la responsabilidad que debes tener es saber exactamente qué es lo que estás haciendo. Y, si tienes alguna duda, consulta con algún colega que tenga más experiencia que tú en este trabajo.

La albañilería requiere de constante aprendizaje, es una profesión que nunca acaba. No tienes por qué sentir vergüenza si no comprendes del todo algo, ya que es normal que haya otra persona más experimentada que esté dispuesta a orientarte. Empieza solo por lo que dominas.

¿Qué necesitas para comenzar?

vvvvvvvvUna vez que hayas comprendido el temario del curso, es momento de comenzar a trabajar. Los primeros pasos que puedes hacer es buscar a algún profesional que te oriente para que adquieras tus primeras experiencias en el área. También tienes que considerar la adquisición de las herramientas que vas a utilizar. Puede ser que tu empleador te las preste, que la persona con la que trabajas te las deje, las puedes alquilar o comprar tú mismo.