Consejos para comprar durante el Black Friday

No hay palabra más atractiva que «ahorro», sobre todo, si eres un ciudadano promedio que no posee altos recursos económicos, y, además, desea huirle al endeudamiento excesivo y el déficit de recursos económicos.

El Black Friday es el foco de ese gran hecho. Millones de personas, cada año, despilfarran su dinero en aquella jornada de una semana de duración. Aprovechan para comprar un increíble celular a bajo precio, u obtener el perfume que siempre ha deseado. Pero, ¿es ahorro, o resulta una forma más de acumular deudas? ¿Es la única manera de evitar gastos altos?

Todo depende de la forma en que distribuyas tu dinero, y en donde va a parar. Para esto, organízateNada vas a ahorrar si compras todo lo que te aparezca frente a los ojos. Por eso, haz una lista de los productos que realmente necesitas, y, en base a tal documento, elabora un presupuesto para mantener tus finanzas en orden y no gastar más de lo esencial. A veces, en el empeño de adquirir más productos, sobre saturas los créditos urgentes de tu tarjeta de crédito, entonces, esa acción generará intereses y podría causarte dolores de cabeza a futuro por los pagos que te corresponderá efectuar.

No te quedes con la primera oferta. Visita varias tiendas, estudia diversas posibilidades, y analiza los productos a la venta. Cierta cantidad de mercancía viene con defectos de fábrica, pero los comercias los ofrecen como si se tratasen de productos nuevos. No busques llevarte un mal trago, y verifica, antes de hacer la solicitud de cualquier préstamo.

Evita comprar cierta clases de productos: electrodomésticos recién salidos al mercado, aires acondicionados, adornos navideños, cajas de chocolate, equipo fitness, juguetes o herramientas. Todos ellos tienen épocas de rebaja ajenas a las del Black Friday, e incluso mejores. En el caso de los adornos de navidad, suelen ser rematados el mismo veinticinco de diciembre, al igual que los juguetes. En cambio, comprar muebles para el hogar, ropa, consolas, o videojuegos, cuyos descuentos son favorecedores, también funcionarían como catapulta e imán de ingresos a través de las ventas que puedas realizar de estos productos.

Indaga en tiendas online. No sabes qué puedes hallar en la web. Muchos de esos portales suelen brindar increíbles descuentos y promociones que te salvarán de las muchedumbres y el despilfarro de tu dinero.

Estos tips también son funcionales para el porvenir diario. ¿Eres amante de los chocolates? ¡Aprovecha las ofertas de San Valentín! Ahorrar es tan simple como planificar e informarse al respecto.