Cómo encontrar el alojamiento en Menorca ideal

Viajar a Menorca siempre es una experiencia irrepetible, y la primera vez que lo hacemos es natural quedarse impresionados ante la belleza natural y urbana de la isla. Las calas de arena blanca que la bordean, con sus aguas azules y cristalinas; las ciudades portuarias llenas de vida y ocio, los pueblos de tradición pesquera y la solemnidad de los monumentos prehistóricos, son solo algunos de los ejemplos de las maravillas que podemos encontrar en la isla.

Queremos verlo todo cuando llegamos, y sin duda uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos como visitantes de Menorca, es conseguir abarcar muchos lugares fantásticos en poco tiempo. Es complicado, pero, si conseguimos un buen alojamiento en Menorca, podemos hacerlo. Con buen alojamiento, dentro del contexto del itinerario del que estamos hablando, nos referimos por ejemplo a la ubicación. Mientras mejor situado esté el alojamiento en cuestión en cuanto a carreteras y movilidad, más fácil nos resultará ir y volver de varios lugares diferentes de la isla en menos tiempo del que podríamos tardar en zonas más incomunicadas.

Ahora bien, la cuestión es cómo encontrar un tipo de alojamiento confortable, tal vez lujoso, y desde luego muy menorquín, que cumpla con esas características básicas. Existe, sin embargo, en las villas de MNK Villas, que se caracterizan por proporcionar a los turistas que visitan Menorca un alojamiento mucho más parecido a un hogar personal que a una habitación de hotel convencional. Las villas se reparten a lo largo y ancho de las zonas más concurridas y populares de Menorca, en zonas de fácil acceso y comunicación, y además incluyen grandes extensiones de césped, piscina y un hogar en el que será muy placentero descansar después de un largo día de visitas y excursiones.

Desde las villas, además, podemos recurrir a todos los servicios que necesitemos. Podemos acudir a un servicio de alquiler de coches, llamar a un taxi si nos encontramos en las cercanías de Mahón o Ciutadella, e investigar las líneas de autobuses más directas a la cala, el bosque, el monumento antiguo o el pueblo que deseamos visitar. Este alojamiento en Menorca, en definitiva, cuenta con todas las facilidades prácticas que cualquier viajero necesita durante sus vacaciones; para que, de ese modo, trazar un itinerario lo más perfecto posible, y que nos permita conocer la isla en el tiempo que estemos en ella, resulte fácil. Solo nos queda elegir villa.