Ascensores estéticos y funcionales para todo el mundo

¿Pueden los elevadores, en general, ser también elementos arquitectónicos estéticos además de cumplir con una funcionalidad clara? Es lo que en cualquier proyecto arquitectónico de envergadura, como un centro comercial o un museo, donde el aspecto visual importa siempre, hay que preguntarse. En realidad, la pregunta retórica en sí puede resultar un tanto absurda si consideramos que todos los diseños de arquitectura, desde los más simples y cotidianos, se hacen para conjugar lo estético y lo funcional. Pero en algunos, como los públicos, se hace más, y es entonces cuando un ascensor puede cobrar una especial relevancia.

Pongamos por ejemplo una gran ciudad, como Madrid. El montaje de ascensores en Madrid es tan variado como en cualquier otra ciudad, pero en una urbe donde todo está masificado y hay mucha competitividad, donde los centros comerciales, por seguir con el ejemplo, son muchísimos, algo tan simple como los ascensores puede ser el valor que diferencie uno de otro y que atraiga a más o a menos clientes. Porque si vemos un precioso ascensor circular y de cristal bajando y subiendo en el interior del centro, solo eso puede resultarnos agradable y menos agobiante que los ascensores cerrados, comunes y corrientes.

Repetimos que también es importante la funcionalidad, y por eso también es indispensable cuidar a fondo el mantenimiento de ascensores en Madrid. Las personas con movilidad reducida tienen que usar siempre el ascensor allá adonde vayan, no es una elección sino una necesidad. Si una persona en silla de ruedas puede ver la amplitud del centro comercial a través del cristal mientras baja, la experiencia siempre le resultará agradable. Si el ascensor no dispone de paredes transparentes o es demasiado pequeño, es bastante posible que sobrevenga la claustrofobia y prefiera ir menos a ese centro.

Por el mismo motivo, que un centro sea raudo contratando servicios de reparación de ascensores en Madrid también es importante, porque un solo día sin que una persona que lo necesita pueda ir en ascensor, ya es un día en el que piensa que el centro no está hecho para él o ella. Todo es importante.